Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



sábado, 24 de junio de 2017

Calle Londres, de Samantha Young

Johanna trabaja en un bar y siempre se ha ocupado de su familia, sobre todo de Cole, su hermano pequeño. Con un padre ausente y una madre incapaz de cuidarles, ha estado tomando decisiones basándose en lo mejor para Cole. Incluso elige los hombres con que sale en función de lo que pueden aportarles a su hermano y a ella. Enamorarse es un lujo que no se puede permitir. Pero con el nuevo barman, Cameron MacCabe, la atracción es innegable. Cada vez que mira a su compañero de trabajo se le hace un nudo en el estómago. Y, por una vez, siente la tentación de poner sus necesidades por delante. Cam está igualmente interesado en conocerla mejor, pero la dura coraza de Johanna le impide intentarlo siquiera... hasta que Cam se muda al piso de abajo del de ella y los secretos empiezan a salir a la luz.

Opinión: 

Aquí llega la nota discordante....

Jo tiene dos empleos, tres días a la semana va por las mañanas a una oficina donde tiene que aguantar al déspota del jefe, y lo compagina con su trabajo en el Club por las noches. Jo maduró muy joven y debe hacerse cargo de su hermano adolescente y de una madre alcohólica. Para complicar aún más su vida al piso de abajo se muda su nuevo compañero de trabajo y por el que siente una atracción que no puede controlar. En resumen, una protagonista con un pasado difícil y un hombre que llega y pone su mundo patas arriba. Había leído que era una novela muy original y siento disentir a esa afirmación.

Yo no sé qué me pasa con esta autora que no ha terminado de gustarme. En Calles de Edimburgo el protagonista masculino me cayó regular, pero es aquí a quien no soportaba era a la protagonista.
A Jo le sentaba fatal cuando la gente pensaba mal de ella, que solo salía con hombres más mayores y ricos por su dinero ¡pero si es que es verdad! Y sus justificaciones eran más una excusa tras la que se escondía que un de todo aquel que no estaba dentro de “su muralla personal”. No aceptaba un buen trabajo que le ofrecía Braden, el novio de su amiga pero no le importaba que hombres ricos le regalaran ropa y demás complementos para luego venderlos. No, no y no, no entendía esa actitud y creo que ha hecho que leyera todo el libro con una actitud reacia. Hacia el final ha mejorado un poco, pero no lo suficiente. Aunque eso no ha sido lo único que no me ha gustado.

No sé ni por dónde empezar, la traducción me ha parecido nefasta, no sé quién se estará encargando últimamente de esa sección o de su revisión, pero la novela está llena de palabras que chirrían y frases que hay que leérselas más de una vez para entender qué nos está diciendo la autora.

Pero debo reconocer que lo que menos me ha gustado del libro es que me han saturado las escenas de cama, si es que cada pocas páginas te encontrabas una, he acabado saltándome párrafos enteros. Sin hablar del vocabulario, que yo lo siento mucho pero leer la palabra polla cada pocas páginas no me gusta y ya cuando habla de la vena en esa parte del protagonista me causa más repulsión que otra cosa, al final solo tenía ganas de acabarme el libro de una vez. Sin mencionar que ambos se ponían cachondos con una sola mirada ¡durante todo el libro! Qué hartura de novela. Qué lástima que suceda eso, y qué rabia por el dinero perdido.

Resumiendo, que dejo a esta autora aparcada de momento por no decir indefinidamente.

subir imagenes

viernes, 23 de junio de 2017

Uno de mis hijos, de Anna K. Green

Un elegante joven circula una tarde de otoño por Nueva York cuando una desesperada niñita reclama su atención y le suplica que entre en la lujosa mansión de su familia, pues su abuelo se ha puesto repentinamente muy enfermo y necesita ayuda. El joven, Arthur Outhwaite, se siente conmovido y acompaña a la pequeña hasta el interior de la casa, donde se convierte en la última persona que ve con vida al anciano, el gran financiero Archibald Gillespie. Antes de morir, este le confía una carta con la petición de que la entregue a una persona concreta, y a ninguna otra.

Por desgracia, la víctima fallece antes de darle más información sobre la identidad del destinatario. Cuando poco después se confirma que ha muerto envenenado, surgen infinidad de preguntas: ¿Qué contiene la carta? ¿A quién va dirigida? ¿Quién es su asesino?

Opinión:

Una más de las novelas de esta editorial que lo que saca es lujo para leer.

La verdad es que compré esta novela, aunque no es tan bonita como otras que tengo de la misma factoría, porque me hizo mucha gracia la portada. Recuerdo que se utilizó para un congreso de RNR con la pregunta de ¿aún no se lo has dicho?, refiriéndose a que nos íbamos a una reunión de lectoras de romance y los maridos y novios se iban a quedar abandonados, jajaja.

Bueno, pues como no podía ser menos, en absoluto me arrepiento de haberla comprado. Primero, porque son libros muy cuidados, segundo porque a mí las novelas policíacas me vuelven loca, tercero porque había oído hablar de esta escritora como lo que dicen, la madre de la novela policíaca. Era obligado tenerla.

Mezcla de intriga y novela negra, al más puro estilo de los argumentos de mi querida Agatha C. a la que adoro, y que no hizo sino seguir los pasos de esta autora, nos metemos de lleno en un argumento perfectamente hilado donde un joven abogado se ve envuelto en un lío descomunal. Le entregan una carta, hay un asesinato y todo empieza a dar vueltas a su alrededor.

Entusiasma eso de poder seguir las pistas, conocer a un montón de sospechosos. Ya sabéis, en este tipo de novelas todos, todos, salvo el mayordomo, pueden ser los culpables.

Una narrativa interesante, una ambientación cuidada para meternos en época, un argumento que atrapa, pistas que no parecen llevarnos a ninguna parte, intrigas familiares, misterio... Estáis tardando en leerla, pero cuando lo hagáis os va a entusiasmar, siempre que tengas alma de detective.

Lo peor de la novela: que no me atrevo a hacer una reseña muy larga, no sea que se me escape algún punto y fastidie algún indicio a siguientes lectores. Es que embalarse hablando de una novela así, es muy fácil, y muy peligroso. Prefiero quedarme corta a pasarme.

Yo que vosotras, no me la perdería.

 subir imagenes

jueves, 22 de junio de 2017

Magnolia, de Nieves Hidalgo

Magnolia es una joven que acaba de enviudar. Su matrimonio ha durado cuatro años y ha sido un auténtico infierno. Casada para salvar a su familia y maltratada durante esos años que duró su unión, por fin respira tranquila. Roger era un hombre exageradamente estricto que solo vivía para su trabajo de restauración. Obligó a Magnolia a casarse con él si no quería ver a su familia en la miseria, seis meses después de su boda, Magnolia se quedó sola, un terrible accidente acabó con sus vidas. La joven ya empieza a pensar cómo será su vida tras la muerte de ese hombre que la amedrentaba. Hasta que el abogado de su esposo le informa que todo está hipotecado, perderá hasta la casa. Lo único que le queda son cuatro caballos que deberá vender inmediatamente para obtener algo de dinero.

Creía que su vida volvía a ser pacífica hasta que se encontró a un intruso en el pasillo. Ese hombre le exigió una lista que estaba en posesión de Roger. Pero a Magnolia no le quitó el sueño ese susto, sino el beso sensual que le dio el desconocido. Hasta ese momento no había sentido nada igual. Pocos días después, tras un accidente, admite en su casa a un desconocido. Mark le hará soñar y descubrir cosas que nunca había imaginado.

Magnolia es una mujer de apariencia frágil pero fuerte debido a los golpes que le ha dado la vida, pero sin perder un toque de inocencia. Está dispuesta a salir adelante junto con Camilla, la única sirviente de la casa, una mujer ya mayor y es lo más parecido a una familia que tiene Magnolia. Mark, por el contrario, duda si creer a la joven viuda o no. Ha conocido a muchas mujeres en su vida y sabe que son capaces de cualquier cosa. Pero Magnolia le atrae como no lo había hecho ninguna otra mujer. Sin embargo, Mark es consciente que si Magnolia descubre la verdad, le odiará con todo su ser. Dos personajes algo perdidos, cansados de la soledad, pero un secreto y otro peligro aún mayor se cierne sobre ellos.

Reconozco que empecé a leer con un poco de recelo. Pensaba que en poco más de treinta páginas no se podía contar una historia de amor con profundidad. No podía estar más equivocada. He disfrutado de cada una de sus páginas y solo temía el momento de acabarlo. Se lee en un rato, pero lo he disfrutado enormemente. Claro que se podía haber desarrollado más, pero es como uno de esos dulces, en un solo bocado se concentra un gran placer. Nieves ha creado una pequeña gran historia. La recomiendo totalmente.

 subir imagenes

miércoles, 21 de junio de 2017

Tú, como el viento del sur, de Elena Bargues

Si Elena me sorprendió con su trilogía de El Ducado de Anizy, tras haberme leído esta novela me declaro fan absoluta. No voy a incidir de nuevo en la maravillosa narrativa de la autora, ni en su forma de mostrar los sentimientos de los personajes; tampoco en sus trabajados argumentos y en unas descripciones que te hacen ser un personaje más en sus novelas. Sin embargo, sí quiero destacar, otra vez, su maestría en la presentación de protagonistas y secundarios.

Elena da las gracias a muchas personas al final de sus novelas, y yo se las doy también desde aquí porque entre ellas y los que le brindan soporte, consiguen crear unas historias de verdadero lujo.

Valvanuz, la protagonista, se nos muestra primero como una mujer a la que casi han anulado los malos tratos de un marido autoritario. Digo casi, porque en el momento en que decide poner coto a sus desmanes, se convierte en una heroína de primera clase. Una leona que, sin rugir, defiende su propia vida, su terreno y el de sus tres hijas. Ella, sin medios para subsistir, con una edad que ronda los cincuenta, y sin muchos estudios, depende del marido y hasta podría plegarse a su despotismo. Pero decide luchar por sus hijas. Se necesita mucho valor para tomar una decisión así.

Teo está lejos de ser el típico héroe, pero lo es. Y de los mejores. Otro personaje con una fuerza increíble, que se propone cambiar radicalmente de vida y lo consigue a base de esfuerzo. Querido por sus amigos, admirado por sus colegas de trabajo, deseado por sus vecinos, es un hombre de sonrisa fácil, de broma ligera, que destila amor por los cuatro costados. El complemento ideal para Valvanuz y el padre idóneo para sus hijas.

Blanca, la menor, pasa de ser una muchacha apocada y temerosa a convertirse en una flor abierta a la vida, gracias al compañerismo de Teo, que se pone muchas veces a su mismo nivel. María encuentra su lugar, se hace más mujer, vislumbra su camino. Alicia, la mayor, me ha enamorado. Recelosa, seria, poco habladora, ha cargado sobre sus hombros la defensa de sus hermanas, enfrentándose al padre cuando es necesario. A Teo le cuesta llegar a ella, pero lo consigue.

Ramón, el marido de Valvanuz, es una víctima. Es egoísta, maltratador y áspero con su mujer y sus hijas, sí, pero es fruto del dominio férreo de una madre machista, altanera y cicatera, que no ama a nadie, y consigue estropear el matrimonio de su hijo con sus palabras y hechos cargados de veneno.

Los familiares de Valvanuz, perfectos. La abogada, muy buena, implicándose en el problema. Los hermanos de Teo, cada uno de un modo de ser, muy en su lugar. En cuanto a los amigos, ha sido una fortuna haber podido conocerlos: una pandilla bulliciosa y alegre donde todos se apoyan, se consuelan y hasta hacen lo que no está escrito por conseguir la felicidad de Teo y Valvanuz.

Leyendo esta novela me he paseado otra vez por Santander, una ciudad que me encanta, disfrutando ─más que si hubiera tenido a mi lado un guía turístico─ de sus calles, sus plazas, sus bares y sus inmensas playas.
Resumiendo: una novela que me ha parecido un canto a la superación, a la amistad y al amor, en el marco incomparable de la costa cántabra.

 subir imagenes

martes, 20 de junio de 2017

Caminos del corazón, de Kat Martin

Vermillion está a punto de cumplir dieciocho años, en su fiesta de cumpleaños deberá elegir a su "protector". Vermillion ha sido criada por su tía desde que su madre falleció cuando ella tenía cuatro años. Toda su vida ha sabido que su final en la vida era convertirse en la siguiente generación de las cortesanas más famosas de Inglaterra. Vermillion, o Lee, como la llaman sus amigos, aspira a otra cosa. Ella sería feliz viviendo en una pequeña casita y cuidando de sus caballos de carreras, pero se lo debe todo a su tía y está dispuesta a sacrificar sus sueños y seguir los pasos de Gabrielle.

Caleb Tanner, oficial de caballería debe infiltrarse en la casa de las Durant para descubrir al traidor que le está pasando información estratégica a las tropas Napoleónicas. Caleb desconfía de todo el mundo, pero las constantes visitas de Lee a las cuadras, además de la química entre ambos provocan más de una situación que les hará a los dos replantearse muchas cosas. Caleb no quiere creer que Lee esté implicada en la traición, pero las visitas constantes de la casa, los tres pretendientes de la joven y el resto de hombres influyentes que asisten a sus fiestas hacen su misión casi imposible.

Caleb no se comporta como otro caballerizo, sus modales son demasiado refinados y este dato no pasa desapercibido para Lee. Además, Caleb la trata como a cualquier otra joven, no como a la futura cortesana que todos piensan. Es uno de los detalles que más me han gustado de la novela. Ambos se tratan como si fueran dos personas sin pasado, sin pretensiones y sin prejuicios. Él ve a la joven que es dulce, inocente y risueña y ella ve a un joven que tiene un pasado doloroso y que despierta una pasión que no había conocido antes. Ambos son capaces de no creer las habladurías, los comentarios maliciosos o las situaciones que podrían interpretarse de forma errónea.

Me encanta Kat Martin, es una de mis autoras favoritas. Todos sus libros me han gustado, algunos más y otros menos, claro está, pero con todos he disfrutado. Caminos al corazón nos cuenta una bonita historia de amor aderezada con una trama de espionaje muy interesante y bien llevada. Creo que se resuelve un poco rápido al final pero en general es una novela muy entretenida, con unas situaciones algo peculiares, unos personajes muy bien construidos y con la que pasar un rato estupendo.

 subir imagenes

lunes, 19 de junio de 2017

Mangaka. Lágrimas en la arena, de María José Tirado

Carla Monzón es una joven dibujante de cómic de alto contenido sexual que con los ingresos que obtiene mantiene en una institución a su madre enferma precoz de Alzheimer. A sus pocos años está de vuelta de todo, pues ha vivido demasiadas cosas ya. En su roto corazón conviven el abandono de su padre en su más tierna infancia, el alcoholismo de su madre y la escasa atención que le profesó esta a consecuencia de su sufrimiento por desamor, y su propio desengaño amoroso. Se esconde y se protege del daño que le pueda hacer el mundo tras sus piercings, tatuajes y su particular forma de vestir, y su único objetivo es dibujar y conservar su empleo para poder seguir pagando la residencia de su madre.

Su vida da un giro inesperado el día que cae al río y, a punto de ahogarse, es socorrida por el atractivo inspector de policía Eric Serra.

La novela comienza tan fuerte, resulta tan sumamente interesante desde la primera página, que hace que te enganches sin remedio y no la puedes soltar aunque quieras.

Si en un principio choca la apariencia de la protagonista, al menos para quienes no estamos acostumbradas o no nos gustan los tatuajes y los piercings, enseguida te olvidas de eso (o ya te importa bien poco, la verdad) y lo único que quieres es saber más de Carla, de su pasado, de su difícil historia y de Eric, un extraordinario protagonista masculino del que te enamoras por su atrayente personalidad y, claro, también por su fantástico físico.

La trama no puede ser más interesante y absorbente. Por un lado porque te va relatando el tremendo pasado de Carla -por lo que vas comprendiendo su personalidad tan complicada- y por otro, porque al mismo tiempo van sucediendo una serie de acontecimientos, a modo de sueños o percepciones que se originan a consecuencia de haber estado a punto de morir ahogada. Estos acontecimientos son bastante espeluznantes y están narrados de manera tal que en ocasiones se te ponen los pelos de punta.

Paralelamente, Carla y Eric comienzan una relación que por la estupenda forma de relatarla que tiene la autora, te tiene en tensión esperando que fragüe y culmine. No obstante, esto no es tan sencillo, cada cual tiene muchos motivos para guardarse y a pesar de que entre ellos la química sexual es una bomba de relojería a punto de estallarles en las manos, los dos son conscientes de cuál es el sitio de cada uno y de que es un abismo el que los separa.

Las visiones de Carla les obligan a tener que pasar los dos juntos tres días en Palma de Mallorca para intentar resolver un asesinato que, por lo que parece, mantiene en la cárcel a un inocente. Esos tres días son fundamentales en la relación de la pareja.

Las escenas de amor que protagonizan son fantásticas, tiernas, apasionadas, explosivas, sencillas y dulces. Son perfectas, preciosas y de esas que te llenan el estómago de mariposas.

Es esta una novela que una vez terminada su lectura ha permanecido en mi cabeza, negándose a abandonarme, durante mucho tiempo. Y es que es una historia trepidante y emocionante. Eric, el fantástico protagonista masculino, es inolvidable; a Carla la adoras, despierta en ti un sentimiento de ternura y protección y empatizas con ella de inmediato; la forma de escribir de la autora es ágil, sencilla y muy amena; nos encontramos a lo largo de la lectura con unos golpes de humor estupendos aun en las circunstancias adversas que se viven; el suspense se mantiene hasta el final, y esto es literal, porque en el último momento nos aguarda todavía una sorpresa; el romance no puede ser más bello y emotivo... Y algo que me ha cautivado totalmente es que la novela no frena en ningún momento, no se estanca, todo lo contrario, es un continuo crescendo hasta la última página.

Creo que esta va a ser una novela que la gente va a recomendar y se va a vender por el boca a boca. Yo, desde luego, os la recomiendo a las lectoras de romántica actual que pedís a gritos más novelas de este subgénero. También a las que adoran el suspense romántico. Incluso a aquellas a quienes les van los toques paranormales (visiones tipo "peli Ghost"). Y a cualquiera que quiera leer una historia intensa y emocionante no solo de amor sino también de aventuras y que le guste sentirse expectante a lo largo de todo un libro. Esta es una novela original y diferente que a mí me ha cautivado de principio a fin.

 

domingo, 18 de junio de 2017

Evelina, de Frances Burney

Evelina, o Historia de una joven dama en su entrada en sociedad, cuenta la historia de la hermosa Evelina Anville, hija no reconocida de lord Belmont, un aristócrata inglés de vida disipada. Desde su oscuro nacimiento y tras la muerte de su madre al dar a luz, Evelina se cría aislada en el campo con su tutor, el bondadoso reverendo señor Villars. Cuando está a punto de cumplir dieciocho años viaja por primera vez a Londres, donde se ve cautivada por su nuevo entorno, el beau monde, y en particular por el apuesto y distinguido lord Orville. Pero su disfrute pronto se verá mortificado por la aparición de su abuela, madame Duval, y por el libertino sir Clement Willoughby.

Opinión:

Esta novela puede ser una gozada plena para esas lectoras a las que les gustan las de Austen. No voy a decir que sea igual, igual, pero sí que tiene un estilo similar, sencillo y que intenta hacer una llamada de atención a la sociedad de la época. Todo un clásico.

Evelina es una muchacha bastante joven, que ha sido cuidada siempre por Villars, un reverendo que la toma bajo su ala cuando queda huérfana. Es fácil por tanto imaginarse la clase de vida que lleva la muchacha, viviendo con un reverendo, y en el siglo XVIII.

Sin embargo, Evelina es feliz con la sencilla vida que le ha tocado en suerte, le encanta la campiña y no aspira a mucho más salvo a vivir tranquila. Es una chica dócil, llena de ternura e inocencia, que no conoce el lado más oscuro del ser humano.

Ahora bien, toda muchacha debe aspirar a algo más, y se ve inmersa en la sociedad del Londres de aquella época, teniendo que cambiar sus costumbres, viéndose obligada a tener que tratar con personas tan diferentes a ella que se encuentra a veces desplazada.

La novela describe muy bien a las distintas personas con las que se encuentra la protagonista, unas mejores que otras, algunas más orgullosas y egoístas, preocupadas solamente por la fachada pero sin fondo. No todas son así, claro, también conoce a buena gente y se deja guiar por ellos.

Ya digo que es una novela clásica, así que aquí no vamos a encontrar el mismo tipo de narrativa que en las que estamos acostumbradas a leer hoy en día, bastante más permisivas en el modo de expresarse. Es posible que por eso, a quienes vayan buscando eso en esta novela, les pueda parecer un tanto insípida. A mí, sin embargo, me ha gustado mucho el modo de presentarnos a los distintos personajes, y también el modo de describir el entorno y el tiempo en el que transcurre la historia.

Los secundarios son excelentes también. Cada uno tiene su personalidad, bien definida por la autora tanto si se trata de un personaje honesto como si es uno orgulloso, excéntrico e interesado. Me ha dado la impresión de que al escribir la novela ha querido transmitir al lector esa perenne lucha entre el bien y el mal, entre la honestidad y la desvergüenza, y poner en entredicho los supuestos valores de una sociedad en la que primaba más la apariencia que la decencia.

De verdad que merece la pena conocer la pluma de esta autora.

 subir imagenes

sábado, 17 de junio de 2017

Deseo rebelde, de Julie Garwood

Caroline ha vuelto a Inglaterra tras vivir catorce años con sus tíos y primos en Boston. No ha podido retrasar por más tiempo esa visita a un padre al que no recuerda. Caroline no va sola, la acompaña su prima, que es más como una hermana, Charity y su "protector", Benjamin. Un joven negro que escapó del Sur y al que curó y acogió en Boston.

De camino a la casa de campo de su padre, oyen disparos y se encuentran con otro carruaje que ha sido asaltado. Caroline está ayudando al hombre herido cuando llega otro jinete a caballo, el duque de Bradford. Caroline no se acobarda y se enfrenta directamente al duque. A partir de ese momento Bradford no descansa hasta descubrir quién es la joven. Será gracias a una sugerencia de su amigo, Milford, que descubra quién es Caroline.

Caroline, es hija del duque de Braxton. A pesar de estar tantos años separados el cariño surge casi de inmediato y tratan de recuperar el tiempo perdido, así como con los hermanos de la madre de la joven. El conde de Braxton ha vivido todos esos años casi recluido, no hacía vida social y ha conservado pocos amigos, pero con la llegada de Caroline y Charity está decidido a recuperar su puesto en sociedad.

Los encuentros de Caroline y Bradford en los elegantes salones de baile están cargados de tensión, recuerdos, dobles sentidos y lucha de voluntades. A todo ello hay que sumar algún que otro accidente nada fortuito...

Aunque no es la mejor de Julie Garwood a mí me ha gustado. Me la he leído del tirón y siempre es una satisfacción ver como un estirado duque cae de su pedestal y se descubre enamorado. Caroline es una joven fuerte, dispuesta a hacer lo que sea para proteger a los suyos y a luchar contra las barreras que su esposo construyó a su alrededor.

La historia de amor entre Charity y Paul es muy bonita y un aderezo estupendo para esta novela. El resto de personajes también está bien introducidos en la novela, desde Milford, el amigo de Bradford, y que ayudará tanto a Caroline como a Bradford, Braxton, el padre de Caroline y el tío Milo.

La trama, aunque es bastante predecible, es amena y entretiene bastante. Como pega puedo decir que el final me ha parecido algo precipitado, se resuelve demasiado rápido para mi gusto. Aun así, he disfrutado con su lectura y es una historia sencilla para pasar una tarde estupenda.

 subir imagenes

viernes, 16 de junio de 2017

Un amor a sus pies, de Ascen Núñez

Está catalogada como romance erótico. Tal vez por eso, debo confesarlo, no era una novela que me llamaba mucho la atención. Y hubiera sido una pena dejarla pasar porque he encontrado una historia bien hilvanada, muy entretenida, y a una escritora bastante distinta a la de su anterior novela, Hacia tu corazón.

Ascen ha cambiado aquí a una mujer con arrojo, por el personaje de una profesora con un millón de dudas, casi mojigata, monjil, encerrada en su mundo por un descalabro amoroso. Una mujer que tiene miedo a volver a fracasar, que no se fía de los hombres y a la que solo le importa dar clase a sus adolescentes alumnas. Ha cambiado Manhattan por Madrid, las amplias vías americanas por las estaciones de Metro, y las relaciones habituales en una pareja por las de dominio y sumisión. Y lo ha hecho de maravilla, a mi modo de ver.

Conchita no me cayó bien al iniciar la novela, también lo confieso. La encontré demasiado pueril, un poco o mucho timorata, simple. La típica profesora encerrada en su mundo, en un colegio religioso con más tabúes que otra cosa, donde las normas son las normas y al que se sale de ellas lo crucifican. Sin embargo, a lo largo de los capítulos de esta novela he conocido a otra Conchita: a la mujer con carácter, capaz de enfrentarse a una directora hosca, severa, de pensamientos obsoletos; a la mujer que no se conforma con ser un adorno, sino que quiere dominar su propia vida; a un personaje con un millón de facetas que, al final, acaba por aceptarse a sí misma, perdiendo el miedo y entregándose en cuerpo y alma al hombre del que se enamora.

Con Gabriel fue distinto. Enseguida supe que ese carácter tímido, casi manso, guardaba una sorpresa e intuí que su personaje iba a dar un salto mortal. Así fue. Este hombre que nada tiene que ver con un potentado, que no es rico, ni guapo a rabiar, que vive simplemente de su trabajo como funcionario, ha resultado ser interesantísimo.

Andrea, la amiga íntima de Conchita, sí que ha sido una completa sorpresa: una mujer casada que, curiosamente, mantiene una relación sexual distinta pero plena de amor. Con ella aprenderá nuestra protagonista a ver el mundo de los sentimientos desde otro prisma, aceptando su propia sexualidad.

Ascen ha dicho que quería hacer una novela distinta a las que hay en el mercado, donde el protagonista masculino es joven, rico y, además, el que lleva la voz cantante en las relaciones sentimentales. Por eso ha elegido lo contrario: una mujer dominante.

El argumento está sostenido por dos personas diametralmente opuestas, una que domina y otra que se presta a esa dominación. Dos personas que se enamoran como locos, que encuentran su media naranja y que, al final, se dan cuenta de que no son distintos de los demás, sino que tienen distintas ideas sobre cómo disfrutar del sexo.

Pide la autora disculpas, en su nota final, si ha ofendido a alguien. Yo creo que no. Ha tratado el tema de la dominación-sumisión de un modo limpio, sin tabúes, dejando las cosas muy claras y demostrando que nada es blanco o negro, sino gris. Como suele decirse, para gustos están los colores y Conchita y Gabriel han optado por el que más llena sus vidas.

Sinceramente, me ha gustado mucho esta novela. Por su contenido, por la narrativa, por la valentía de la protagonista, incluso por la de Gabriel.

 subir imagenes

jueves, 15 de junio de 2017

Raíces, de Alex Haley

Me he pensado mucho si debía hacer una reseña sobre este libro porque, aunque el libro no se lo haya leído todo el mundo, seguro que muchos conocen la película. ¿Quién no ha oído hablar de Kunta Kinte, cuando nos impactó en cada capítulo, cuando muchos sufrimos con su sufrimiento y nos alegramos de los pequeños logros? Sin embargo, al final he pensado que no vendría de más. A fin de cuentas, una cosa es una película o una serie, que lógicamente tiene que adaptar la historia del libro a otro medio, y otra cosa muy distinta es el libro en sí.

Desde luego en esta historia, como en otras muchas, eso de que una imagen vale más que mil palabras, no pega ni con cola. Al menos, es lo que yo pienso. Porque ver el sufrimiento de una raza humillada llega al alma, pero leer las descripciones de quien ha escrito la historia, le pone a uno los pelos de punta. Te cabrean ambas cosas, eso sí, si tienes sensibilidad, algo que se está perdiendo.

No es un libro sencillito, de esos que te bebes en dos tragos. Es una historia cruda y cruel en la que se nos cuenta cómo era la vida de los esclavos, hombres y mujeres sin derecho alguno por el simple hecho de tener otro color de piel. Un libro que comienza contándonos la vida en Gambia, los sueños de personas que aman, sufren, aprenden a convivir y quieren llevar una vida pacífica.

Kunta es un chico inteligente, pero es negro. Y eso es lo que les importa a los traficantes de esclavos que aparecen de golpe en la vida del poblado.

La descripción que se hace en el libro del cambio radical en la vida de este muchacho, es impresionante. Olemos el miedo, escuchamos sus pensamientos aterrorizados, vemos cómo día a día pierde la esperanza.

No es una historia inventada, al menos creo que no lo es por completo porque creo que el autor buscó datos referidos a sus propios ancestros. Doblemente duro escribir sobre una cosa así, por eso tiene más mérito.
Por un lado, el libro te hace pensar que el ser humano no merece ser llamado así, que muchas veces somos peores que los animales. Por otro, tienes una subida de adrenalina sabiendo que hay millones que denostan este tipo de comportamientos, que piensan que todos somos iguales tengamos el color de piel que tengamos. Eso te hace seguir creyendo en las personas.

Por mi parte, doy las gracias a la persona que escribió este libro porque conciencia a la gente.

Creo, con sinceridad, que es un libro que no debe faltar en nuestras librerías. Un libro que prestar, con vuelta por supuesto, y que entregar como una joya a nuestros hijos o nietos.

Por desgracia, y aunque estamos ya en el tan cacareado siglo XXI, que parece que nos ponemos una medalla cuando lo decimos, las sustanciosas cantidades de dinero que se siguen ganando a cuenta de los esclavos (de otra forma, pero esclavos al fin), sigue siendo una vergüenza mundial. Esperemos que para el XXII, si es que la Tierra llega allá, hayamos aprendido algo. Lo dudo. Siento parecer pesimista, pero es que algunas cosas me superan.

De verdad, leed esta historia porque es fantástica.

 subir imagenes